Diferencias entre gastos médicos mayores y menores: ¿Qué debes saber?

En el mundo de los seguros de salud es común escuchar los términos «gastos médicos mayores» y «gastos médicos menores». Ambos términos se refieren a diferentes tipos de gastos médicos que pueden surgir a lo largo de nuestra vida. En este artículo te explicaremos qué son estos gastos, sus diferencias principales y los beneficios de contratar un seguro de gastos médicos mayores.

Antes de entrar en detalles, es importante entender qué son los gastos médicos en general. Los gastos médicos son todos aquellos costos relacionados con la atención y tratamiento de enfermedades o lesiones. Estos gastos pueden incluir consultas médicas, medicamentos, exámenes de laboratorio, hospitalización, cirugías, entre otros.

¿Qué son los gastos médicos mayores?

Los gastos médicos mayores se refieren a aquellos gastos médicos que son de mayor magnitud y que pueden poner en riesgo nuestra estabilidad financiera. Estos gastos generalmente están asociados a enfermedades graves, cirugías complicadas o tratamientos prolongados y costosos. Los gastos médicos mayores suelen ser cubiertos por un seguro de gastos médicos mayores, el cual ayuda a pagar los costos médicos de mayor envergadura.

¿Qué son los gastos médicos menores?

Por otro lado, los gastos médicos menores son aquellos gastos médicos de menor magnitud que pueden ser cubiertos fácilmente con nuestros propios recursos. Estos gastos suelen ser consultas médicas de rutina, medicamentos básicos, exámenes sencillos, entre otros. Los gastos médicos menores no suelen requerir la intervención de un seguro de gastos médicos, ya que podemos hacer frente a ellos sin dificultad.

Principales diferencias entre los gastos médicos mayores y menores

Existen varias diferencias entre los gastos médicos mayores y menores. Algunas de las principales son:

  • Los gastos médicos mayores son de mayor magnitud y pueden poner en riesgo nuestra estabilidad financiera, mientras que los gastos médicos menores son de menor magnitud y pueden ser cubiertos fácilmente con nuestros propios recursos.
  • Los gastos médicos mayores están asociados a enfermedades graves, cirugías complicadas o tratamientos prolongados y costosos, mientras que los gastos médicos menores suelen ser consultas médicas de rutina, medicamentos básicos, exámenes sencillos, entre otros.
  • Los gastos médicos mayores suelen requerir la intervención de un seguro de gastos médicos mayores, mientras que los gastos médicos menores no suelen requerir la intervención de un seguro.

Beneficios de contratar un seguro de gastos médicos mayores

Contratar un seguro de gastos médicos mayores tiene varios beneficios, entre los cuales destacan:

  1. Protección financiera: Un seguro de gastos médicos mayores nos brinda protección financiera en caso de enfermedades graves o accidentes que requieran tratamientos costosos. El seguro cubrirá gran parte de los gastos médicos, evitando que tengamos que hacer frente a enormes deudas.
  2. Acceso a mejores servicios médicos: Al contar con un seguro de gastos médicos mayores, podemos acceder a una amplia red de médicos, hospitales y clínicas de calidad, lo cual nos garantiza una atención médica de excelencia.
  3. Tranquilidad y seguridad: Tener un seguro de gastos médicos mayores nos brinda tranquilidad y seguridad, ya que sabemos que estaremos protegidos ante cualquier eventualidad médica de gran magnitud.

Conclusión

Los gastos médicos mayores y menores se refieren a diferentes tipos de gastos médicos que podemos enfrentar a lo largo de nuestra vida. Los gastos médicos mayores son de mayor magnitud y requieren de un seguro de gastos médicos mayores para su cobertura, mientras que los gastos médicos menores son de menor magnitud y pueden ser cubiertos fácilmente con nuestros recursos propios. Contratar un seguro de gastos médicos mayores nos brinda protección financiera, acceso a mejores servicios médicos y tranquilidad ante cualquier eventualidad médica de gran magnitud.

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuál es la diferencia entre un deducible y un coaseguro en un seguro de gastos médicos mayores?

El deducible es la cantidad de dinero que debemos pagar de nuestra bolsa antes de que el seguro comience a cubrir los gastos médicos. Por otro lado, el coaseguro es el porcentaje que debemos pagar de los gastos médicos una vez alcanzado el deducible. En pocas palabras, el deducible es una cantidad fija y el coaseguro es un porcentaje variable.

2. ¿Cuánto tiempo debo esperar para hacer uso de mi seguro de gastos médicos menores?

El tiempo de espera para hacer uso de un seguro de gastos médicos menores puede variar según la póliza contratada. Algunas pólizas tienen un periodo de espera de 30 días, mientras que otras pueden tener un periodo de espera de 90 días. Es importante revisar los términos y condiciones de la póliza para conocer el tiempo de espera específico.

3. ¿Qué cubre exactamente un seguro de gastos médicos mayores?

Un seguro de gastos médicos mayores cubre una amplia gama de servicios médicos, incluyendo consultas médicas, exámenes de laboratorio, medicamentos, hospitalización, cirugías, tratamientos especializados, entre otros. Los detalles de la cobertura pueden variar según la póliza contratada, por lo que es importante revisar los términos y condiciones para conocer los alcances exactos.

4. ¿Puedo contratar un seguro de gastos médicos mayores si ya tengo enfermedades preexistentes?

En algunos casos, es posible contratar un seguro de gastos médicos mayores incluso si se tienen enfermedades preexistentes. Sin embargo, es importante tener en cuenta que es posible que estas enfermedades estén excluidas de la cobertura o que se apliquen condiciones especiales. Es recomendable consultar con la aseguradora para conocer las opciones disponibles en estos casos.

Deja un comentario